La naturaleza y la vida

Continuamente la Tierra y la naturaleza nos brinda escenas, momentos mágicos que muy a menudo pasan desapercibidos, instantes, segundos, de tal grandeza y belleza, que alimentan el alma, acallan nuestra mente, y nos hacen reflexionar, sentir, percibir, nos enseñan a observar y admirar la vida, valorar cada instante que pasamos sobre este planeta. No solo nos enriquece sino que nos recuerda que somos lo que somos y estamos donde estamos gracias a ella, que hay que cuidarla y mimarla cual hijo, respetarla. Espero que disfrutéis de estas maravillosas escenas y que os reencuentre con vuestro ser, que os logre reconectar con la esencia de la vida, con todos los seres y lugares tan maravillosos con los que convivimos. Si te ha gustado comparte. Hasta pronto!



El testimonio de Aintzane sobre el curso de TMC

Aquí tenéis el sincero y directo testimonio de una alumna de TMC, que como muchos otros, quedó satisfecha de los resultados después de realizar el curso. Con más capacidad de control sobre sí misma, su estado físico y emocional. Espero que os guste. 😋

Decidí hacer el curso por un motivo principal, que fue el tema emocional , encontrarme mejor, más relajada, y ya de paso quitarme unos dolores lumbares. Me encantó aprender a  meditar, a buscar espacios para hacerlo y lograr relajarme con la respiración . También me han desaparecido los dolores lumbares, lo cual no era mi intención principal ya que era lo emocional, el parar de darle vueltas a la cabeza, pero, ¡qué bien haberme quitado los dolores físicos!, no eran fuertes, pero ahora estoy mucho mejor.

La verdad me ha gustado mucho la experiencia. Me parecía imposible meditar, estar tranquila y no sentir picores o molestias al hacerlo, lograr concentrarme. Muchas gracias 😃

Aintzane desde Bilbao, España.



El testimonio de Cira Torres sobre el curso de TMC


Ingresé en la página de Mindalia.com buscando ayuda para superar una ruptura de pareja en donde recibí mensajes y peticiones para el problema que tenía, teniendo el mensaje de Paula, de SNA, ofreciéndome su ayuda y su apoyo para retomar mi paz y tranquilidad interior.

Al pasar los días decidí hacer el curso de TMC (técnica meditativa de curación). Me ayudó mucho a elevar mi autoestima y sorprendentemente empecé a sentir alivio para una migraña que durante años padecí. Continué con el curso y los ejercicios durante cinco semanas tal como fue indicado , y ahora después de consumir diariamente analgésicos para la migraña, puedo decir con toda propiedad que la TMC logró lo que en años la medicina tradicional no pudo. Actualmente no consumo analgésicos y tampoco nadie podrá romperme el corazón.

 Mi nombre es Cira Torres, desde Caracas (Venezuela)

Consultorio de ayuda a las personas

Bienvenidos al nuevo consultorio de ayuda a las personas. Es un nuevo proyecto enfocado en la ayuda y apoyo a cualquier persona de cualquier edad que desee o necesite expresarse, contar sus problemas, pedir consejo, contar sus experiencias independientemente de cuál sea su índole, cualquier persona que necesite a alguien que le escuche, en definitiva. Quizás conozcas a alguien que necesite ser escuchado, que no vea luz en su camino, quizás seas tú mismo el que tiene sentimientos encontrados o problemas y no sepas cómo abordarlos. También está enfocado a todas aquellas personas que estén pasando por un mal momento y desee expresar lo que siente. Este proyecto no es una consulta psicológica, es un consultorio gratuito al que todo el mundo puede escribir, sea cual sea el motivo, de salud, sentimental, emocional, de trabajo, etc. Habrá una persona al otro lado mediante correo electrónico interesándose por tus problemas, intentando ayudarte, aconsejarte, intentando que mejores y que tu vida sea más plena y agradable. Esperamos de corazón que mediante este consultorio las vidas o simplemente días de algunas personas, mejoren. Si te interesa usar nuestro consultorio escríbenos un correo electrónico a: consultoriodeayuda@outlook.es

Deshumanización

Ya es hora de que hablemos sobre cómo la sociedad superficial y materialista en la que vivimos nos afecta en nuestra autoestima, forma de vida, la cual puede llegar a ser una totalmente distinta a la que realmente deseamos, cómo nos afecta en lo laboral y cómo nos afecta a la hora de emprender con nuevos proyectos o sueños a realizar. Este no es un articulo fresco de temporada, es un articulo que habla de la realidad que vivimos todos, una reflexión que pretende ayudar a que mucha gente use sus ojos, que pretende ayudar a despertar.

Empecemos por un ejemplo que fue bastante revelador para mi.
La mente necesita cierta quietud durante el día para que pueda descansar y "reposar" todo lo que ha pasado por ella durante la jornada, todos los pensamientos, las preocupaciones ... Cuando has meditado y practicado por largo tiempo la meditación aprendes a observar cuando tu mente hace clic y esa quietud empieza a apoderarse de ella, inundando la conciencia de paz y de silencio, y a la vez curiosamente, no solo causa un efecto de relajación, sino que agudiza enormemente los sentidos dándole a la persona una consciencia plena del lugar en el que se encuentra, los seres vivos y sonidos que le rodean, el mecer de las hojas, incluso el pisar de un inocente bichillo. Al vivir en el campo y en una zona rural he podido observar que cuando viajo en el coche con mi compañero de vida que es el que conduce y me puedo permitir relajarme, observo cómo el paso del paisaje por la ventanilla, el paisaje natural y lleno de árboles, el paisaje limpio, sencillo, actúa de una manera muy similar a la meditación, acalla la mente, entonces eres consciente de lo importante que es esta quietud para desarrollarnos, tan importante como el dormir, necesidad que influye de manera vital a la hora de "organizar" nuestra mente, el sueño nos ayuda a "asimilar y filtrar" todas las vivencias del día, pensamientos, miedos, preocupaciones, a parte de aportarnos descanso. Tras darme cuenta de lo meditativo que era viajar por paisajes naturales pude vivir en esa misma semana el gran contraste que es viajar por carreteras y autovías más transitadas, y ya no hablemos de ciudades o pueblos.

Íbamos por una conocida autovía cuando empecé a notar que me sentía mentalmente bombardeada, me sentía como cuando pasas un día entero rodeado de muchísima gente a la que tienes que atender y acabas cansado, agotado, recargado. Me fijé y entendí porqué me sentía así. A los lados no paraba de pasar publicidad, colores, marcas, sexo, cuerpos repulsivos y perfectos... Me descubrí a mí misma ensimismada con toda aquella publicidad, me di cuenta de que llevaba minutos atontada sin poder parar de mirar todo aquello, totalmente hipnotizada e incluso diría que empeñada por conseguir saber de qué era cada uno de los carteles, cuando me di cuenta de ello me sentí totalmente idiota, me sentí como una oveja más del rebaño incapaz de pensar por sí sola, incapaz de tener autonomía en los espacios llenos de reclamos publicitarios. Mi cerebro funcionaba al máximo, usando toda su capacidad, absorbiendo cada imagen, no había silencio en ella, no había silencio en mi, solo analizaba que tal será esta bebida, y si esta ropa, y si este coche y si, y si, y si... Cuando me dí cuenta se lo dije a mi chico y desde entonces procuro distraerme en otras cosas, incluso dentro de mí misma  para que mi mente no se idiotice más, para que yo pueda seguir teniendo autonomía, para que yo pueda distinguir entre lo que realmente quiero yo en mi día a día y en lo que al contrario, quieren que yo quiera en mi día a día, que es muy diferente.

Por las calles, las ciudades, las carreteras, las autovías, la televisión, los teléfonos, las revistas, los periódicos, las páginas web, las redes sociales, absolutamente todo lo que nos conecta con la sociedad está totalmente repleto de todo este bombardeo psíquico del que todos somos víctimas. La solución, bueno, está en cada uno de nosotros. Lo que podemos hacer es sacar a flote un poco de amor propio y luchar internamente contra todo este tipo de marketing que a diferencia de lo que mucha gente cree si que nos afecta de manera negativa, provocando que poco a poco no solo nos centremos en el último modelo del iphone desviando nuestra atención de otras cuestiones más importantes o creando cortinas de humo, no solo nos adormecen, sugestionan, hechizan y finalmente dominan, sino que todo ello, toda esa imagen ideal y consumista de lo que se supone o más bien de lo que conviene que sea el humano, nos va cambiando poco a poco, va afectando a nuestra manera de aceptarnos a nosotros mismos y a nuestro aspecto físico. Va modificando el prisma por el que vemos nuestro modo de vida, desde el lugar en el que vivimos, hasta qué coche tenemos o qué ropa llevamos. Afecta también a la hora de que cada persona en lo laboral tome caminos socialmente aceptados y correctos, es decir, que opten por estudiar carreras o trabajos aparentemente emprendedores y exitosos dejando de lado la vocación, que es lo que debería movernos en todos los aspectos de la vida, pese a que la situación económica actual sea tan deplorable. Afecta a la hora de cultivar dones ocultos, sueños, yo creo que llamados sueños por la poca capacidad de iniciativa que hemos ido desarrollando los humanos poco a poco debido a esta "idiotización" colectiva provocada, sueños que se quedan atrás por parecer que se salen del tiesto de lo políticamente correcto, de lo estable, de lo que todos debemos hacer, ser obedientes. Lo que no desarrolle beneficio para determinado colectivo no es lo correcto, y eso no es ser libre.

Toda esta gran campaña que nos acompaña desde que nacemos, véase en jugueteria, educación, modas infantiles y adolescentes... Toda esta campaña tiene como fin que los humanos seamos naturalmente inconformistas y que finalmente jamás encontremos la felicidad en lo que la debemos encontrar, que es en la salud, en el vivir cada instante, en rodearnos de los que nos quieren y disfrutar de ello y sobre todo de aprender a ser felices con lo que somos tanto a nivel de personalidad como físico. La campaña nos dice que la felicidad reside en las etiquetas que nos ponemos, en el modelo de teléfono, en el coche, en la competitividad, en el consumismo en general, en los kilos que pesamos, cómo tenemos el pelo, y qué medidas tiene nuestros cuerpos. Los resultados los podemos ver a día de hoy en todos nosotros, unos más y otros menos, lo vemos en cómo afecta  a nuestra autoestima, nuestra vida, nuestra estabilidad emocional, nuestros valores, manera de  vivir, en qué encontramos la paz cada uno y muy importante, fijarnos si nos es fácil o no normalmente encontrar esa paz, esa felicidad. Si no es así comienza a observarte para remediarlo y ver de dónde viene ese inconformismo. Estamos acostumbrados al placer instantáneo, a la hostigación sexual que se puede puede ver por cada rincón de la sociedad como vía de atracción, a lo rápido, a la impaciencia, a la insaciabilidad general, a, lo quiero aquí y ahora. Ya nos nos paramos a leer, ya no nos paramos a observar sino a fotografiar, ya nos nos paramos a vivir sino a modificarnos una y otra vez. Ya no observamos qué es lo que nos gusta, sino lo que les gusta ver a los demás.

Vamos de camino a un futuro vacío de sentido, vacío de felicidad y sentimientos, vamos camino a una gran deshumanización, y aunque parezca que el poder lo posee el que posee el dinero no nos olvidemos de que todos tenemos la capacidad de ser libres, todos tenemos el poder de elegir nuestras vidas, y todos tenemos la capacidad de encontrar la felicidad en ellas. Tener voluntad y hacer lo que te llena, lo que deseas, no es malo ni es levantar los pies de la tierra, es vivir, es la felicidad. Empecemos desde hoy a mirar dentro de nosotros, comencemos a conocer nuestra individualidad, porque eso es lo que somos, únicos e irrepetibles.


¿Dónde dejo a mi perrete en vacaciones?

Ya estamos en época de vacaciones y casi todo el mundo que tiene perretes y no puede permitirse llevarlos consigo se realiza la misma pregunta. ¿Qué voy a hacer con mi bichito?... Todo el mundo tiene miedo y dudas porque la mayoría o nunca han  tenido que tomar tal decisión, o no se sienten bien dejando a sus bichitos con desconocidos y fuera de su hogar, o quizás otros han tenido que llevarlos a residencias caninas temporales y no han salido con buen sabor de boca, no porque sean malas, sino porque siempre da un poco de cosa dejar al perrete en un lugar desconocido, rodeado de desconocidos y en un lugar que para él puede ser un poco desconcertante e incluso agobiante. Las cosas van cambiando y por suerte, poco a poco, también para los animalitos.

A día de hoy podemos quedarnos tranquilos a la hora de dejar a nuestros animales a cargo de otras personas porque ya tenemos canguros especializados que pueden hacerse cargo de ellos cuando tú no puedas cuidar de él, de una manera más familiar y personal, y lo mejor de todo esto es que los animales aunque estén sin sus papis temporalmente podrán estar en un lugar familiar, más acogedor, cosa que les ayudará a adaptarse y así no se convertirá en un acto de ansiedad para ellos el hecho de que tú o bien, te vayas de vacaciones, o bien, te vayas por trabajo u otras obligaciones. En este caso estarán con nuestra canguro en una casita de campo y con más animalitos que le harán compañía. Estarán controlados las 24 horas, y en este caso pasarían el día entero (día y noche) con una canguro experimentada, auxiliar de veterinaria y terapeuta, con una amplia experiencia tanto con los de compañía como con grandes animales.

¿Qué mejor sitio para tu perrete que una casa de campo con un enorme terreno para que pueda correr y desfogarse, en un hogar cálido y familiar, y controlado por un experto las 24 horas?. Si te interesa esta inteligente, considerada y acertada opción para que cuiden de tu perrete, (roedor, ave, felino, reptil...) mientras tú no estás, puedes contactar con nuestra canguro mediante el siguiente enlace ; https://es.dogbuddy.com/MKBFK, en él encontrarás toda la información que necesites, podrás ver mediante fotografías el rústico hogar en el que tu bichito vivirá temporalmente sus vacaciones, y podrás ver y consultar lo que precises con nuestra canguro.

Esperamos que te animes, si prefieres preguntarnos a nosotros, adelante :-)
¡Felices vacaciones!