Aprender a ser feliz

Hoy no vamos a hablar de terapias, pero si de emociones y como éstas pueden o bien destrozarnos o bien llenar todo nuestro ser de alegría, esperanza y felicidad. Hoy quiero hablaros de una reflexión personal y de nuestra esencia, de como tras mucho tiempo de incertidumbre y de búsquedas fallidas y mal encaminadas, gracias a un libro de una amiga acabo de descubrir dónde reside la felicidad, o más bien como sacarla a flote, de una fuente sin fin que no hace más que hacerte crecer, al contrario de las ilusiones materiales y las expectativas. Y sobre todo, que la felicidad está solo en cada uno y a la vez en todo. ¡Madre mía!, qué equivocada estaba...

¿Cómo puedo yo llenar este vacío, estas sensaciones tan huecas y autodestructivas?, me preguntaba casi desde que tengo consciencia. Tras pasar mucho tiempo buscando la felicidad en quehaceres, hobbies, oficios que me llenaran, formas de crear sin éxito...desesperada por encontrarla, aburriéndome, enfadándome, también cabreada porque sabía que en el fondo rellenar mis huecos más tristes y desesperanzadores con tareas momentáneas y más las que implicaban cosas materiales, no me llevarían al final a lo que yo quería, un estado permanente de conformismo y felicidad. Mientras atisbo mi espiritualidad y avanzo en la lectura del libro me voy dando cuenta poco a poco que como todo, para llegar a ello me llevará un largo aprendizaje, aunque no desagradable ni mucho menos, pero, sabía que del cielo no caería. Hace apenas unos días, recibí como muchas otras semanas la newsletter de Este Instante de mi amiga y maestra Mercè Jiménez, y el enlace de ese correo me llevó a su web, indagué por ella y acabé no se muy bien como, (llevo un cambio estacional de señales), a su libro titulado, Este Instante. Decidí comprarlo y desde la primera página me impresionó de que manera estaba escrito. Estaba escrito a base de ¡instantes increíbles!, de momentos especiales de crecimiento personal, lleno de esencia y de naturaleza, lleno de intuición, lleno de magia, porque, sí, estoy segura de que existe.

Tras haber leído apenas 30 páginas comprendo que ese libro va a ser mi pase, mi maestro a la felicidad, sosiego y paz mental, eso espero desde luego. En él hay sencillas "instrucciones" inconscientes o no de la autora, lecciones, historias personales y llenas "de un todo", en las que te enseña a valorar los detalles y regalos del destino y del instante en el que vives. Te hace ver instantáneamente que la felicidad no esta en el mañana, ni en el ayer, ni en el luego, ni en el después, está en el ahora. Incluso si uno mismo aprende a disfrutar y valorar cada segundo presente al máximo podremos estar seguros de que nuestro futuro será agradable pese a las cosas malas que nos puedan ocurrir, pese a las trabas, pese a los malos momentos o épocas vitales. Si es que eso nos da tranquilidad, que a mi al comienzo de mi aprendizaje de momento sí que me la da, por banal que suene en este "ámbito". Estoy al principio de ello y espero conseguirlo. Espero aprender a ser feliz y a seguir el aprendizaje para siempre, no quiero quedarme estancada en el camino. Animo a que todos lo hagáis o al menos lo intentéis porque es algo tan divertido y agradable que solo el intento ya merece la pena.

Vivimos en una sociedad muy podrida en la que se nos enseña que lo ideal, lo de "moda", lo adecuado, lo increíble, la felicidad...lo podemos encontrar en lo material, en cosas que podemos comprar. Desde que nacemos o tenemos pocos años de vida nos manipulan de todas las maneras posibles, secretas e inimaginables para que seamos rentables, nos enseñan a consumir, nos engañan, nos enseñan en el cole no que hay que aprender y disfrutar con ello, sino que hay que competir, hay que llegar al sobresaliente, hay que sacarse una carrera, tener una casa bonita y un cochazo para lucir, tener cuerpos delgados , tersos y perfectos, o rellenitos solo cuando se pone de moda, vestir bien, ser correcto, SER OBEDIENTE, sobre todo SER OBEDIENTE...y ¿que ocurre después?, ¿te has parado alguna vez a mirar la cantidad de personas que hay a nuestro alrededor pasándolo mal, pasando por depresiones, personas a las que sus emociones le han llevado a enfermar, personas que se suicidan, vidas sumergidas por siempre en pozos de oscuridad...? y la mayoría lo hace porque no sabe o supo encontrar la manera, la clave para llenarse ese vacío que tan aburridos y miserables nos hace sentir, ¿por qué?, porque así nos han educado, porque quieren producción y quieren masas que les den beneficio, no gente feliz y humilde. Quieren esclavos. Por eso anoche mientras me sentaba bajo un manto de estrellas rodeada de mis queridos animales y plantas me preguntaba, ¿te imaginas lo diferentes que serían nuestras existencias y nuestra salud, física y mental, si desde pequeños nos educaran con un libro como Este Instante?, ¿alcanzas a imaginar lo diferente que sería todo si desde pequeños nos enseñaran a ser felices, a conformarnos con lo que tenemos, a apreciar cada segundo, a ver el lado positivo de lo más desagradable, a saber VER las señales y obedecer nuestra sabia, maravillosa y primitiva intuición?

Aunque ya lleguemos un poco tarde es un camino que podemos proseguir de adultos, de niños o de ancianos, e incluso tras expirar nuestro cuerpo. Aquí no soy yo la terapeuta que te trata a ti, aquí eres tu quien se transforma o deja de hacerlo, y está en tu mano intentarlo o no, no hay influencias externas ni trabas. Esta también es una manera de sanarnos, completamente. Porque si sufrimos, si nos agobiamos, si nos estresamos, si nos cabreamos, alteramos nuestro sistema energético, nuestra esencia, maltratamos y marcamos a nuestro sistema vegetativo y si nos llueven por dentro las malas emociones, al pasar mucho tiempo viviendo dentro de nosotros, como a los animales, nos deterioran, nos estropean el cuerpo, la mente y el alma, por tanto tras la desencadenante enfermedad vamos nosotros detrás.

Yo se que no será fácil cambiar los hábitos de aún por suerte, mi breve vida, ni mis maneras de ver las cosas, pero si quiero puedo y cualquiera tiene ese poder.

Podrás llegar donde quieras, lograr lo que quieras y ver las cosas más increíbles que jamás viste y experimentaste, si te dejas llevar por tu intuición y las señales, si rompes tus barreras mentales, racionales, sociales y políticamente correctas. No será fácil llegar ahí así que no desesperemos, no nos han enseñado a hacer eso, no nos han enseñado a creer en la magia, han querido quitárnoslo, han querido cegarnos, pero aún queda una lucecita encendida y podemos "despertar" en todos los sentidos posibles.

Yo de momento empezaré por Este Instante ayudada de mi intuición y guiada por las señales y sabiduría de mís compañeros animales, plantas y naturaleza. Que tengas un buen día.