Artículo de Salud Natural Animal en la revista de Progat Catalunya

Flores de Bach y EFT,  sanando  desde  la  raíz.

¿Conocemos  realmente  las  causas  originales  de  la  mayoría  de  patologías  y  de  las  conductas negativas?, ¿están consolidadas  y aprobadas  todas  las  opciones  alternativas  a  la  medicina tradicional  a  la  hora  de  remitir dolores  o enfermedades  que  no terminan  de  curarse?. Estas  son algunas  de  las  cuestiones  que  yo  me  planteaba  hace  un tiempo y la  respuesta  es, no, al menos  en la  gran  mayoría  de  la  población.  Comencé  a  preguntármelo  ya  que  me  parecía  totalmente imposible  que  los  estados  emocionales  negativos, estresantes  o traumáticos  , sobre  todo los  que  se prolongan  durante  mucho tiempo,  no tuvieran  ningún efecto físico  sobre  el  organismo.  Empecé  a observar en  animales  y en personas  los  posibles  efectos  de  las  emociones  sobre  el  cuerpo,  y pude ver  casos  como  los  siguientes;  patologías  de  incontinencia  urinaria  en équidos  por prolongados estados  de  estrés, cáncer  y tumores  en  personas  especialmente  calladas  que  jamás  expresan sentimientos  y que  viven  en permanente  tensión durante  años, sistemas  inmunes  deprimidos  por estrés  o ansiedad con sus  consiguientes  enfermedades, es  decir, animales  más  propensos  a  sarnas, infecciones,  enfermedades  desencadenantes  de  parásitos  internos  y externos, fallos  orgánicos  en animales  que  están en  estado permanente  de  depresión,  apatía  y resignación, epilepsias  que despiertan por primera  vez  tras  situaciones  traumáticas, de  miedo  o de  pánico,  animales  que  no se adaptan a  su nueva  vida  por bloqueos  y experiencias  pasadas...Estos  son algunos  ejemplos  que  nos pueden  ayudar a  comprender  cómo actúan nuestras  emociones  sobre  la  salud, mental  y física. Para  entender  bien el  porqué  de  este  proceso debemos  partir de  la  base  que  todo ser vivo tiene  un cuerpo  físico y uno energético,  los  terapeutas  vibracionales  tratamos  los  bloqueos  que  se  hallan  en el  cuerpo energético  de  el  ser vivo, ocasionados  principalmente  por emociones  clave. Dichos “nudos  o bloqueos”  hallados  en el  sistema  energético  del  cuerpo  son los  que  más  tarde  empezarán a actuar sobre  el  cuerpo físico,  manifestándose  como  enfermedad, conducta  indeseada, molestia, insuficiencia, debilidad...  por tanto  si  no queremos  dejar un “simple  parche  temporal”  para  tratar la enfermedad,  dolencia  o conducta  como  sería  simplemente  un tratamiento  veterinario o médico  a base  de  medicamentos, deberemos  sanar  desde  la  base  energética, desde  la  raíz,  para  tratar  el bloqueo  de  fondo,  que  como  ya  hemos  visto,  no siempre  pero en la  mayoría  de  los  casos, son el origen  de  los  problemas  de  salud. Tras  ser consciente  de  este  proceso emocional  que  ahora  comparto con vosotros  y que  tan  aprendido debería  estar  en nuestra  sociedad en  vista  de  su importancia, decidí  indagar en las  terapias  naturales, alternativas  y vibracionales, las  que  trabajan con el  sistema  energético,  para  empezar  a  aprender  a curar  las  emociones,  y probé  con dos  de  ellas,  las  flores  de  Bach  y el  tapping (EFT). Las  flores  de  Bach  fueron descubiertas  por el  doctor  Edward Bach  entre  los  años  1926 y 1934. Se trata  de  38 esencias  florales  preparadas   mediante  un proceso de  solarización  o ebullición  en el  cual la  información energética  de  la  flor es  transmitida  al  agua. Cada  una  de  las  esencias  actúa  sobre  un estado  emocional.  En esta  terapia  el  terapeuta  selecciona  normalmente  algunas  esencias  en cuestión al  previo análisis  del  cuestionario y observación que  se  realiza  al  paciente, después  el  terapeuta teniendo ya  las  esencias  seleccionadas  hace  el  preparado en un frasco  gotero de  cristal  y ya  estará listo  para  tomar,  normalmente  los  resultados  de  la  terapia  varían mucho  de  un ser vivo a  otro, pero se  podría  decir  que  la  clave  está  en el  número de  tomas  y no en  la  cantidad  en la  que  se  ingieren.  El sistema  energético  del  cuerpo  vibra  a  diferentes  frecuencias, los  estados  emocionales  nos  indican  la frecuencia  a  la  que  vibra  nuestro  sistema  y cada  una  de  las  38 esencias  posee  una  frecuencia vibratoria  única,  que  al  entrar en  contacto  con el  cuerpo su frecuencia  vibratoria  se  eleva  hasta igualarse  a  la  frecuencia  de  la  esencia  floral,  armonizando  y desbloqueando.  Esta  terapia  es  muy potente  y da  muy  buenos  resultados  en  personas  y animales, tanto  para  las  enfermedades, recaídas, postoperatorios, no adaptación  o no asimilación  en sentidos  generales, conductas  negativas  e indeseadas...

Mientras  estudiaba  las  flores  de  Bach indagaba  en las  muchas  otras  terapias  vibracionales  y pude descubrir  otra  muy  efectiva,  curiosamente  potente  y sencilla,  que  es  el  EFT  (emotional  freedom technique),  (técnica  de  liberación emocional). La  técnica  de  liberación emocional  la  desarrolló  Gary Craig  en los  años  90 tras  haber  estudiado  con el  doctor Roger Callahan. Esta  terapia  consiste  en estimular  determinados  meridianos  del  cuerpo mediante  pequeños  golpecitos  con los  dedos, mientras  el  terapeuta  menciona  el  problema  a  tratar focalizando  toda  la  atención  sobre  él, así  se hacen varias  rondas  en  las  que  se  van estimulando  los  meridianos  mediante  un orden concreto. La  estimulación  en cada  uno de  ellos  hace  que  la  energía  fluya  y desbloquee  los  nudos  en  el  sistema energético  del  cuerpo.  Personalmente  he  comprobado que  es  una  terapia  muy  relajante  e  incluso para  muchos  animales, tanto para  el  paciente  como  para  el  terapeuta. Es  ideal  para  usarla  en todos los  problemas  que  mencioné  anteriormente, incluso algunos  psicólogos  la  usan  como apoyo  a  su terapia.  Y  lo que  tengo  totalmente  comprobado  es  que  también  es  realmente  fantástica  para  reducir dolores  rápidamente. Me alegra  mucho  haberlas  descubierto  y sobre  todo me  alegra  haber  descubierto el  efecto  de  los estados  emocionales  sobre  la  salud, creo que  es  muy  importante  ser conscientes  de  ello  y que  por desgracia  hoy  día  no se  le  da  la  importancia  y atención  que  merece.  Animo a  todo  el  mundo  a  que  lo compruebe  y vea,  sobre  todo en animales, que  el  famoso “efecto placebo”  no es  el  causante  de  la curación, como  en las  plantas, en  las  cuales  tienen  un rápido y poderoso efecto positivo  y sanador. Pero no solo los  vegetales,  personas  y animales, con las  flores  de  Bach incluso podemos “armonizar”  un ambiente  que  consideremos  cargante  o negativo. Yo trabajo estas  terapias  porque  me  parece  importante  sanar desde  la  raíz  para  ayudar  a  mis pacientes  a  mantener el  organismo y mente  sanos, en acorde  a  su sistema  energético dónde  la mayoría  de  las  veces  se  halla  el  equilibrio  para  la  curación  . De  una  manera  totalmente  especial  y natural. Estas  terapias  son ideales  para  personas  y animales  cuyos  tratamientos  médicos  y veterinarios  a  veces  son contraproducentes  o inviables  por motivos  de  disfunciones  orgánicas, alergias... mientras  que  estas  terapias  actúan  de  una  manera  muy  diferente, natural  y nada  agresiva. La  web Salud natural  animal  es  un nuevo blog que  nació hace  muy  poco  y que  está  creciendo,  es  un espacio donde  se  van publicando  poco a  poco algunos  casos  tratados  con  estas  terapias, donde  se puede  ver el  efecto  de  las  emociones  sobre  la  salud.  También  tiene  toda  la  información  sobre  las flores  de  Bach y el  EFT  para  cualquiera  que  quiera  consultarlo  e  informarse. Recomiendo  estos  tratamientos  a  asociaciones  y personas  que  constantemente  recogen y rescatan animales  del  abandono  y el  maltrato, animales  que  han sufrido y pasado calamidades, miedo, maltratos, abandono, pánico, estrés, hambre... y que  muchas  veces, posteriormente, desarrollan  patologías  muy  relacionadas  con  sus  emociones  y traumas  del  pasado,  también conductas  negativas que  dificultan mucho  las  condiciones  para  buscarles  una  nueva  y definitiva  familia,  una  casa  de acogida, o incluso el  trato y relación  a  la  hora  de  cuidarlos  en la  asociación. Os  animo  a  que  os  introduzcáis  en el  maravilloso mundo  de  las  terapias  alternativas, donde encontraréis  la  manera  de  cuidaros  de  forma  natural  y especial  a  vosotros  mismos  y a  vuestros animales. Os  espero,

Paula  Riol,  terapeuta  natural